Deseo por la paz entre lo político y emocional

Que los catalanes podáis estar bien. Y los no catalanes también. Nos está pasando a todos. Hay mil lecturas que podes hacer sin llegar al enfrentamiento. ¿Cuándo en un grupo se puede hablar de las emociones que sentimos sin ser excluidos del grupo, sin padecer violencia verbal, esperando que se van a tratar de poner en tu lugar, te van a seguir queriendo, no se va a romper el grupo? Mucho trabajo para los que trabajamos con grupos. ¿Cuándo la emoción ya no es tan intensa que nos hace pensar que podrán escuchar nuestra opinión diferente y no rechazarnos o demonizarnos? ¿Cuándo nuestra emoción no es tan intensa y podremos vivir también su punto de vista sin mandar a los infiernos?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.