OCHO PRINCIPIOS DE LA COMUNICACIÓN EFICAZ

comunicacion-empresarial

OCHO PRINCIPIOS DE LA COMUNICACIÓN  EFICAZ

Cameron y Whetten (1.998) establecen los siguientes principios para una comunicación eficaz:

 Es orientada al problema y no a la persona. Se centra en la conducta y su solución. Evita hablar de la persona y de calificarla así como entrar en las razones de su conducta. En vez de decir “eres autoritario” podemos decir “no veo las cosas de la misma forma” o “no me siento implicado en las decisiones” o “me gustaría participar más activamente en las decisiones”.

 Las intervenciones que califican a la persona llevan a un deterioro de la relación. La persona se siente amenazada y deja la cuestión profesional para defenderse personalmente.

 Si alguien no viste acorde con el puesto de trabajo, en vez de decir “no me gusta como vistes” podemos decir “tu ropa no está en conjunción con los estándares de la organización”.

Se basa en la congruencia. Hay dos tipos de incongruencia:

a)     entre lo que uno está sintiendo y lo que uno se está dando cuenta que siente. Hay muchos sentimientos, v.g.: rabia, de los cuales no nos damos cuenta cuando nos estamos comunicando

 b)    entre lo que uno se está dando cuenta que siente y lo que uno comunica

Ser congruente no significa soltar lo que se siente de una forma inadecuada y ofensiva.

 La congruencia se detecta frecuentemente en la concordancia entre la comunicación verbal y la no verbal. La congruencia da fiabilidad y confianza a la comunicación. En algunas ocasiones será bueno no comunicar algo que creemos correcto si anímicamente no estamos conectados con ello.

 Es descriptiva no evaluativa. No hace evaluaciones de bueno o malo. Esto estimularía la conducta defensiva.

 a comunicación descriptiva tiene tres pasos:

a)

  • describir lo más objetivamente posible el hecho o circunstancia
  •  evitar acusaciones
  •  presentar datos si es necesario

b)

  • describir tu propia reacción o sentimientos acerca del hecho o circunstancias
  • describir objetivamente las consecuencias del hecho
  • centrarse en la conducta   y en la propia reacción, no en el interlocutor o   sus características personales

c)

  • preguntar o sugerir  otras alternativas más aceptables
  • centrarte en las distintas soluciones propuestas, no en lo que está bien y está mal

 Valora en vez de invalidar a los individuos. Se evitarán formas de comunicación que transmitan agresividad: uso de jerga técnica, hacer esperar, actitudes indiferencia hacia el otro, etc. Esto ayuda a ser reconocido y valorado. Algunas desviaciones de esto son:

 a)     Superioridad: algunas comunicaciones transmiten superioridad. Son la impresión de que el comunicador está informado de lo que otros no están, o es más adecuado o competente, etc. El comunicador puede tratar de elevar su estima ante los otros, en ocasiones reteniendo información. Vg.: “si me hubieras preguntado te hubiera dicho que aquello podía fallar por esto”.

 A veces la superioridad está en la relación jerárquica y es necesario un esfuerzo para romper distancias.

 b)    Rigidez. Es otra forma de invalidación. La comunicación se presenta como incuestionable. Se expresa de forma dogmática. Otras formas de rigidez pueden ser:

  •  Reinterpretar los puntos de vista de los otros para ajustarse a los propios
  •  No decir nunca “no sé” y tener respuestas para todo
  •  No mostrarse dispuesto a tolerar críticas o puntos de vista alternativos
  •  Reducir temas complejos a definiciones simples o generalizaciones

 c)     Indiferencia. No reconociendo importancia a la comunicación del otro. Esto se puede expresar por medio de silencio, no respondiendo verbalmente o gestualmente, evitando contacto visual, interrumpiendo o haciendo algo mientras el otro habla.

 d) Insensibilidad. No reconocer los sentimientos y opiniones del otro “no debieras sentir eso”, “estás mal informado”, “tu opinión es errónea”, etc…

 Es específica, concreta en vez de general. Algo general puede ser: “No diriges adecuadamente”. En vez de esto se puede concretar: “Sé que invertiste dos horas avisando a las personas para la reunión. Pensé que podía haberlo hecho la secretaria”.

 Habla en primera persona: “Yo”. El no hablar desde la propia responsabilidad hace usar el “nosotros”, “se dice”, “tú”, etc. Eso transmite distancia y no implicación.

Implica la escucha y no una comunicación unidireccional.

Fluye de forma conjunta. Lo que se dice tiene conexión con lo anterior. La comunicación disociada lo puede ser de tres formas:

  • Puede faltar una igualdad en la oportunidad de hablar. El intercambio de palabras debe ser fluido.
  • Las pausas del que habla son largas.
  • Cuando uno de los dos decide cual es el siguiente tema de conversación.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.